viernes, mayo 12, 2006

Misión imposible y Tom Cruise toman Nueva York

El pasado 3 de mayo, Tom Cruise fue la estrella nuevamente de una jornada sin precedentes. El protagonista de Misión Imposible 3 (M:I:III, Mission Impossible 3, 2006). Se encargo de realizar una odisea por (nunca mejor dicho) aire, mar y tierra, para dejar bien claro al público de Nueva York y del mundo entero, que su película se estrenaría el viernes siguiente (3 de mayo).

La noticia fue tema de apertura de muchos programas informativos y de espectáculos. Lo que le llevo a ganar una gran cobertura y notoriedad, aunque no gratuita, porque un acontecimiento como este supone una gran inversión publicitaria (honorarios de Mr. Cruise, permisos, seguros, alquiler de transportes y una gran lista de etc.).

Sólo para ilustrar un poco la dimensión del evento, la cronología del evento fue la siguiente:

  • 2:30 PM Llegada en helicóptero a North Cove y salida en motocicleta
  • 3-5:00 PM Proyección de M:I:III
  • 5:00 PM Viaje en bote de alta velocidad
  • 5:45 PM Salida en coche deportivo a proyección en el Apollo
  • 8:00 PM Tren privado
  • 8:30 PM Proyección en el Ziegfeld

Hoy, una semana más tarde, el rendimiento de la gran inversión publicitaria no ha rendido frutos (2 millones de euros estimados sólo en España).

En la Península Ibérica, la película abrió en 529 pantallas de cine, lo que supone el mayor lanzamiento en lo que va de 2006. Pero el filme sólo consiguió en su primer fin de semana poco más de 2,8 millones de euros (En EUA 4.054 pantallas y 47,7 millones de USD). Todo un fracaso si lo comparamos con la reciente Ice Age 2 (Ice Age: The Meltdown, 2006), que con 80 pantallas menos llegó a la impresionante cifra de más de 5,3 millones de euros en su primer fin de semana (en EUA 3.963 pantallas y 68 millones de USD).

Todo esto hace que nos volvamos a preguntar si la culpa es de las secuelas, ¿por qué Ice Age triunfa?, si la culpa es de la piratería, ¿por qué Ice Age ha hecho tanto dinero? En fin, que a título personal, más bien culparía de todo a la gran crisis de ideas que sigue atacando al cine en todos los géneros. Las comedias se vulgarizan, la acción se hace más violenta, el drama cada vez más individualista y las aventuras cada vez más inverosímiles.


Fuentes: www.batchgeocode.com, Nielsen EDI

Por Fernando

2 Haz un comentario

At 5:46 p. m., Blogger Xavier Donoso said...

A todo lo que has mencionado hay que sumarle el hecho de que Tom Cruise a pesar de ser una de las más grandes celebridades en Hollywood actualmente su popularidad ha disminuido notablemente por sus comentarios y cosas relacionadas con la cientología, no se que tan importante sea en todo el tema pero definitivamente es una variable que hay que considerar.

 
At 12:01 p. m., Blogger Fernando (Markefilm) said...

Exactamente, parece que Cruise vive ahora mismo cierto caso de Publicityitis, en el que tanta presencia en medios ha acabado por desgastar su imagen y generar cansacio entre la gente.

 

Publicar un comentario

<< Página principal